La Operación Lone Star Ha Costado Casi $4.5 Mil Millones. ¿En Qué Más Se Podría Haber Utilizado Ese Dinero?

Priscilla Lugo

Como parte de la Operación Lone Star, una familia migrante es detenida por oficiales de la patrulla fronteriza en Roma, Texas, en mayo de 2022. (Brandon Bell/Getty Images)

La errada Operación Lone Star del gobernador Greg Abbott ha costado casi 4 500 millones de dólares desde su inicio en marzo de 2021. El dinero malgastado en la Operación Lone Star podría mejor utilizarse en cubrir otras necesidades urgentes de los texanos, por ejemplo, actualizar la red de suministro eléctrico, crear infraestructura en las comunidades rurales, e incluso, podría invertirse en mejorar la vida de los detenidos por el Departamento de Justicia Criminal de Texas. (TDCJ, por sus siglas en inglés). 

La Operación Lone Star fue creada expresamente para desalentar la migración, utilizando el arresto, encarcelación y enjuiciamiento de los migrantes bajo cargos de ingreso ilegal. Pero lo que realmente logra es malgastar el dinero de los contribuyentes. 

Los migrantes capturados bajo la Operación Lone Star son criminalizados ya sea por buscar empleo, por reagrupación familiar, o por solicitar asilo, y son entregados al servicio de aduanas y protección fronteriza para su deportación y expulsión. 

En septiembre del año 2022 visite Eagle Pass (un pueblito fronterizo en el sur de Texas) como parte de una delegación encargada de atestiguar la Operación Lone Star en acción. Junto con otros 50 activistas de todo el país, presenciamos a la Guardia Nacional del ejército en Texas, sentados en sus humvees (vehículo militar para transportar tropas) frente al Rio Grande y armados con pistolas semi-automáticas, en espera de los migrantes que cruzan nadando el río. Eso es la Operación Lone Star en acción. 

Para lograr pagar por tal operación, el estado hizo uso de al menos $975 millones de dólares que estaban destinados a asistencia federal para el apoyo contra el Covid -19. Estos fondos pudieron destinarse a ayudar a las comunidades fronterizas con acceso limitado al servicio de salud, y quienes fueron los más afectados por la pandemia.

La Operación Lone Star ha costado casi 4,500 millones de dólares desde su inicio en marzo de 2021.

El estado también ha hecho uso de $360 millones de dólares de fondos suplementarios que inicialmente habían sido asignados al Departamento de Justicia Criminal de Texas. Esos fondos pudieron haber sido utilizados para mejorar las condiciones terribles en las prisiones de Texas, que son empeoradas por falta de personal, programas de rehabilitación, y equipo de prevención de incendios, que pudieron haber salvado 4 vidas en el siniestro que se desató dentro o fuera de las celdas, en 20212022. Mientras más recursos y programas (sobre todo de rehabilitación de alcohol y drogas, de cómo ser padres y de reinserción a la sociedad para quienes son candidatos a libertad condicional), una mayor cantidad de texanos podrá volver con sus familias y comunidades.

Migrantes Salvadoreños son detenidos después de cruzar el Río Grande hacia los EE. UU. el 3 de mayo de 2022 en La Joya, Texas, como parte de la Operación Lone Star. (Photo by Brandon Bell/Getty Images)

3Otros fondos también han sido re-asignados del Departamento de Justicia criminal de Texas y el Departamento de Justicia Juvenil de Texas (TJJD por sus siglas en inglés) — al menos $31.2 millones de dólares han sido re-asignados—a la Operación Lone Star desde que inició el Covid-19, y reportes recientes detallan cómo la falta de personal del Departamento de Justicia Juvenil de Texas llevó a forzar a los jóvenes a orinar y defecar en botellas de agua, charolas, y bolsas de plástico. Cerca de la mitad de los jóvenes encarcelados en 2022 han estado bajo vigilancia de suicidio.

La desviación de dinero de estas agencias en Texas ha sido utilizada para ayudar a construir la infraestructura necesaria para perseguir y enjuiciar a los migrantes, para financiar la Guardia Nacional del ejército de Texas, para pagar a la policía local del condado por horas extras, y para adquirir tecnología para la persecución de los migrantes. Así mismo, los fondos se usan para incrementar la capacidad de servicios del ministerio público y la fiscalía, los tribunales, y las prisiones locales. 

A razón de $4 500 millones de dólares invertidos hasta ahora, es claro que el estado prioriza una frontera innecesariamente militarizada, en lugar de favorecer las necesidades cruciales de los texanos. Al rededor de $210 millones de dólares serán desviados de la comisión de servicios de salud y servicio social en los siguientes 2 años, para financiar la Operación Lone Star. 

Muchos de quienes han sido capturados y han sobrevivido la Operación Lone Star continúan lidiando con las consecuencias de haber sido encarcelados. Algunos describen padecer síndrome de estrés postraumático (la incapacidad de conciliar el sueño, depresión y ansiedad, incluso después de salir libre bajo fianza). Con frecuencia llegan a Estados Unidos huyendo de la persecución en sus países, tan sólo para ser enjuiciados y convertirse en víctimas de abuso del sistema de justicia criminal de Texas.

La operación Lone Star es cruel, y un desperdicio de recursos. Sus políticas no disuaden la migración ni ayudan a las comunidades. Lo que sí logra la Operación Lone Star es castigar a quienes son victimas de violencia y pobreza en sus países, condenándolos a sufrir peligrosas y dolorosas situaciones cuando lo que buscan es refugio y seguridad.
Como parte de la Operación Lone Star, una familia migrante es detenida por oficiales de la patrulla fronteriza en La Joya, Texas, en mayo de 2022. (Brandon Bell/Getty Images)

Los residentes fronterizos también han enfrentado las repercusiones de la Operación Lone Star: están siendo caracterizados y perfilados racialmente y detenidos bajo la premisa de ejecutar actividades de contrabando o de ser indocumentados. En los últimos 2 años, la cantidad de notificaciones legales en el condado de Kinney County se han cuadruplicado, de 1 400 , a más de 6 800. Esto es más que ningún otro condado en Texas, convirtiéndolo en ground zero” o zona de impacto para las consecuencias (intencionales o no), de Operación Lone Star. Además, los condados con más población latina en Texas cerca de la frontera, presenció un incremento de 438 policías estatales en 2019-2020, a 845 en 2021

La operación Lone Star es cruel, y un desperdicio de recursos. Sus políticas no disuaden la migración ni ayudan a las comunidades. Lo que sí logra la operación Lone Star es castigar a quienes son victimas de violencia y pobreza en sus países, condenándolos a sufrir peligrosas y dolorosas situaciones cuando lo que buscan es refugio y seguridad. 

Es hora de que el gobierno federal rompa vínculos con este proyecto inhumano, y de que el gobernador Abbott deje de desviar fondos de las agencias texanas para criminalizar y poner en peligro a las comunidades fronterizas. 

Este articulo fue actualizado el jueves 16 de marzo. 

Please consider supporting our work.

I hope you found this article important. Before you leave, I want to ask you to consider supporting our work with a donation. In These Times needs readers like you to help sustain our mission. We don’t depend on—or want—corporate advertising or deep-pocketed billionaires to fund our journalism. We’re supported by you, the reader, so we can focus on covering the issues that matter most to the progressive movement without fear or compromise.

Our work isn’t hidden behind a paywall because of people like you who support our journalism. We want to keep it that way. If you value the work we do and the movements we cover, please consider donating to In These Times.

Priscilla Lugo is the Texas Justice Advocate Coordinator for the civil and human rights organization, LatinoJustice PRLDEF and an End OLS coalition member. Follow @latinojustice.

Illustrated cover of Gaza issue. Illustration shows an illustrated representation of Gaza, sohwing crowded buildings surrounded by a wall on three sides. Above the buildings is the sun, with light shining down. Above the sun is a white bird. Text below the city says: All Eyes on Gaza
Get 10 issues for $19.95

Subscribe to the print magazine.