No es una “crisis migratoria". Es una crisis de desinversión.

Los Venezolanos impulsados hacia el norte por el imperialismo estadounidense llegaron a una ciudad destrozada por el neoliberalismo.

Lilian Jiménez

Una pareja migrante de Venezuela y su hijo de 15 meses en el vestíbulo de una estación policial en Chicago el 9 de mayo de 2023. (PHOTO BY SCOTT OLSON/GETTY IMAGES)

Read this article in English.

Esta es la segunda parte de una conversación sobre las raíces de la crisis migratoria en Chicago. Ya que se acerca el invierno, algunos 20,000 migrantes, la mayoría de Venezuela, necesitan apoyo y alojamiento urgentemente. Para In These Times, representante estatal de Illinois, Lilian Jimenez — una abogada de inmigración quien anteriormente lideró el programa estatal de bienvenida a los refugiados — hablo a mediadas de Octubre con activista Matt Ginsberg-Jaeckle, y Jesus Rodriguez Espinoza, ex-Cónsul General de Venezuela en Chicago. La primera parte aparece aquí.

Lilian: Hablaremos sobre la situación en Chicago, con lo que todos tenemos alguna conexión. Sabemos que nuestro alcalde, Brandon Johnson, es parte de una coalición multiracial y está manejando este esfuerzo de respuesta de emergencia. ¿Qué significa esto para la ciudad de Chicago?

Matt: La manera en que esta situación se está usando para destrozar al proyecto político progresista de Chicago — los sueños y esperanzas por los cuales hemos luchado, durante varios años — es, en algunas maneras, paralelo a lo que Jesus mencionó sobre cómo se explota la migración en contra del Chavismo. 

Hoy, en el ayuntamiento, algo por lo cual llevo años luchando, tomó un primer paso hacia fruición. Se anunció que vamos a reabrir dos de los centros de salud mental [cerrados por Rahm Emanuel]. La gente, yo incluido, fuimos arrestados unaotra vez en la lucha. En su discurso sobre el presupuesto, nuestro alcalde nuevo también anuncio pasos para detener la gentrificación y el desplazamiento de residentes negros y morenos, y de la clase obrera, de la ciudad.

Estos gobernadores de Texas y Florida han dicho que son muy conscientes sobre lo que está pasando en Chicago y la amenaza que representa para el sistema. Si Chicago pasa de ser un blanco favorito de críticos Republicanos, a ser un modelo sobre cómo podemos hacer las cosas bien, eso es una amenaza. Eso es una amenaza para los republicanos, y es una amenaza para los demócratas neoliberales que se han alineado con los intereses corporativos. 

Entonces, ¿cuál es la mejor manera para fracturar eso? Para prevenir que la gente hable sobre el éxito de Chicago en reabrir las clínicas de la salud mental, éxito en crear fondos para solucionar la falta de vivienda, éxito al empezar a crear sistemas de contabilidad policial y hacia el control comunitario de la policía. La mejor manera es acelerar los esfuerzos del establecimiento político de la ciudad para explotar las divisiones entre comunidades negras y morenas. Se trata de mandar a muchos migrantes, dejarlos en nuestras calles, sabiendo que acabamos de pasar por décadas de la destrucción de las estructuras que se necesitan para ciudad a la gente de forma compasiva. El cierre de las clínicas de salud mental, el cierre de escuelas públicas, recortes a los servicios sociales, una desinversión total en nuestros sistemas. Y lo que permanece es un sistema en que hemos invertido durante todos esos años — la policía. Y una infraestructura desarrollada para premiar a los contratistas militares. 

Así que todas las herramientas que quedan al alcance del alcalde — alguien que ha sido nuestro hermano en la lucha durante varios años — son las que dejaron quienes crearon estas condiciones.

Esto ha sido explotado para decir, por una parte, a la comunidad negra, Ah, mira a esa gente que llegó ayer, y ustedes que llevan tanto tiempo luchando por vivienda. Y de repente, el Alcalde Johnson, que se preocupa por ellos más que por ustedes, está gastando cientos de millones de dólares para darles la bienvenida compasiva que ustedes se merecen.”

Y al mismo tiempo, les dicen a las comunidades migrantes, Mira que falta de compasión del alcalde,” porque hay gente en el piso de las estaciones policiales. No están hablando sobre los esfuerzos inmensos para crear una infraestructura donde no existía. 

Y también están hablando con otras comunidades de inmigrantes, y sembrando resentimiento, diciendo, Ay, mira esta gente que ya van a tener papeles porque dicen que son refugiados. Y luego tú, que has luchado por esto por unos 10, 20, 30 años.”

Así que fue la coalición que hizo posible este momento — para hacer posible este día histórico donde tuvimos un discurso sobre el presupuesto que se dirigía hacia la gente — que quieren sembrar la discordia. Y tristemente, sin tener el contexto completo, la gente que tiene buenas intenciones y buenos corazones le están haciendo el juego a los derechistas que quieren destruir cada una de las comunidades que acabo de mencionar. 

Sign up for our weekend newsletter
A weekly digest of our best coverage

Lilian: Sí, y otra pieza de contexto que creo que no sabe mucha gente es que el gobierno federal podría absorber esta población de forma humana, si quisiera hacerlo. Como ex-coordinadora estatal de refugiados en Illinois, estuve a cargo cuando asentamos a 2,500 personas de Afganistán que llegaron en septiembre de 2021 [después de la retirada militar de los Estados Unidos]. Estas eran familias, y muchos niños, que de un día para el otro llegaron a nuestra ciudad. 

Teníamos una infraestructura, la del reasentamiento federal de refugiados. Fue muy difícil, pero lo hicimos, y en un periodo de tiempo muy corto. 

Al comienzo, no había fondos federales. Pero luego hubo acción congressional y presidencial para poder reasentar a la población de forma humana — con servicios sociales, asistencia para la vivienda, servicios de interpretación, asistencia alimentaria, dinero, asistencia médica, todo lo que necesitaba la gente. Y pudimos absorber esa población rápidamente. 

Un solo mes después, la población ucraniana aumentó. En este momento, algo como 19,000 Ukranios han sido aprobados a venir a Illinois, que es, irónicamente, cercano al número de personas de Venezuela que dice la ciudad que ha venido. Y si ves a la población Ucrania en Illinois, en el área de Chicago, no ves a gente durmiendo en los pisos. No ves que les falten servicios sociales o programas de reasentamiento. 

Así que parece ser una decisión tomada por el gobierno federal. Hasta con la situación de los refugiados Afganos, que ocurrió de un momento para el otro, el gobierno federal montó las tiendas de campaña e invirtió montones de dinero en el programa. Estaba recibiendo llamadas del gobierno federal diciendo, “¿Puedes albergar a la gente? Necesitamos sacarlos de estas tiendas de campaña, queremos que estén en hoteles.” Y eso hicimos. Estuvieron en hoteles hasta que pudimos encontrarles vivienda permanente. Y lo hicimos relativamente rápido con el apoyo de organizaciones sin fines de lucro y la infraestructura de reasentamiento de refugiados financiada con fondos federales que existe en Illinois. Cuando el gobierno federal ha querido reasentar a la gente de forma humana, ha podido hacerlo. 

Y eso fue lo que dije, cuando esta crisis comenzó. Dije: Podemos hacerlo. Lo hemos hecho antes. Y estaba muy orgulloso de lo que habíamos hecho, hospedando a la gente en hoteles y consiguiéndoles vivienda permanente. Pero la verdad es que no tenemos fondos federales, ni servicios sociales, ni asistencia para empleo, ni vía rápida para el asilo. Cuando comparas las situaciones, queda claro que algo está mal. 

Jesus: Interesante, interesante. Está muy mal, en mi opinión. 

Lilian: ¿Tienen comentarios finales sobre cómo podemos mantener nuestra solidaridad con nuestros hermanos y hermanas tras norteamerica y sudamerica, con comunidades en Venezuela y aqui en Chicago que han sufrido el impacto de políticas neoliberales, y siguen luchando? ¿Que podemos compartir con nuestros lectores sobre como pueden tomar acción? 

Matt: Creo que esta crisis demuestra claramente que el internacionalismo es importante para nuestros movimientos sociales y nuestro activismo, no sólo por razones éticas, sino de forma muy práctica y esencial. Porque al reconocer nuestros enemigos mutuos, eliminamos las divisiones entre nosotros. Los mismos intereses corporativos que desplazaron a Chicagoenses negros para crear oficinas para corporativos globales son las mismas fuerzas que estan ayudando a dictar la politica externa de los Estados Unidos y sus intervenciones en Venezuela que estan provocando estas crisis de migracion. La falta de ese contexto es lo que causa estos problemas una y otra vez.

“Si el imperialismo sigue en marcha, si las corporaciones están en control, la tendencia de migración seguirá creciendo.”

Así que una de las maneras para avanzar es aprender la lección y decir, mejor ahora que nunca. Algo que siempre se me ha hecho increíble, y también triste, sobre el contraste entre [movimientos sociales latinoamericanos] y movimientos sociales estadounidenses dentro del centro del imperialismo, es que el internacionalismo se asume en la mayoría de los contextos latinoamericanos. La gente siente las penurias de los demás; y están en las calles protestando. Cuando la guerra de Irak estalló, estaba en Honduras, y recuerdo que la gente venía de sus pueblos de montaña, en ocasiones caminando varios días para treparse en un camión, para poder protestar en la embajada de los Estados Unidos en Tegucigalpa. Esta no era gente rica, no tenían educación universitaria. Pero era gente que sabía que estas luchas estaban conectadas. Y desafortunadamente, en los Estados Unidos, ha habido una división entre los que están luchando por cosas que impactan a las vidas de la clase obrera, sea acceso al trato médico, o derecho a vivienda o derechos de inmigrantes, y los que están hablando sobre sistemas globales y la política externa de los estados unidos. Hasta para los que sabemos que es imposible entenderse uno sin el otro, a veces simplemente estamos rendidos, sin capacidad para hacer más. Es, ¿Cómo encuentro tiempo para hacer más que responder a la crisis inmediata del inquilino que está siendo desalojado? ¿Cuándo hay tiempo para la educación política, y para explorar el impacto de la intervención de los Estados Unidos?

Bueno, pues ya vemos, si no encontramos el tiempo, todo por lo que luchamos se puede deshacer en momentos como este. 

Jesus: Estoy contigo. De mi experiencia viviendo en los Estados Unidos, hay gente que crea este ámbito de asistencia para migrantes que es más como caridad que un enfoque holístico para abordar el problema. La caridad es importante, pero necesitamos más que caridad. Necesitas ese enfoque holístico del que habla Matteo. Si el imperialismo sigue en marcha, si las corporaciones están en control, la tendencia de migración seguirá creciendo.

Creo que la gente en el norte se dará cuenta que si nos siguen apretando en el Sur, intentaremos irnos al norte. No somos tontos, tenemos internet, si nos estamos muriendo en el Sur y vemos que ahí les va bien, intentaremos irnos al norte. Y cuando el imperialismo ya no nos puede apretar, empezará a apretar a la gente dentro de los Estados Unidos, que es lo que ahora está ocurriendo. Y ahí es cuando empeoran las cosas. Necesitamos soluciones verdaderas para el problema, y eso significa abordar la estructura económica de los Estados Unidos y el mundo. 

Lilian: Me hace pensar sobre los contrastes — estas corporaciones que ya ganan tanto, están ahí esperando su porción de las ganancias de Citgo, mientras que hay inmigrantes durmiendo en los pisos.

Jesus: Y ahorita estamos hablando sobre los Estados Unidos, pero en el mar mediterrano ocurren cosas peores. Tratan de parar a miles de personas de África intentando llegar a Europa. Puedes construir tantos muros como quieras, pero la gente simplemente se mudara al norte si no pueden tener una vida normal en nuestros países. 

Lilian: Paz, estabilidad, sabes, poder vivir bien sus vidas.

Muchas gracias por su tiempo. Aprendí mucho y aprecio mucho esta conversación. 

Esta entrevista ha sido editada para mayor claridad. La primera parte aparece aquí.

Help In These Times Celebrate & Have Your Gift Matched!

In These Times is proud to share that we were recently awarded the 16th Annual Izzy Award from the Park Center for Independent Media at Ithaca College. The Izzy Award goes to an independent outlet, journalist or producer for contributions to culture, politics or journalism created outside traditional corporate structures.

Fellow 2024 Izzy awardees include Trina Reynolds-Tyler and Sarah Conway for their joint investigative series “Missing In Chicago," and journalists Mohammed El-Kurd and Lynzy Billing. The Izzy judges also gave special recognition to Democracy Now! for coverage that documented the destruction wreaked in Gaza and raised Palestinian voices to public awareness.

In These Times is proud to stand alongside our fellow awardees in accepting the 2024 Izzy Award. To help us continue producing award-winning journalism a generous donor has pledged to match any donation, dollar-for-dollar, up to $20,000.

Will you help In These Times celebrate and have your gift matched today? Make a tax-deductible contribution to support independent media.

Illinois State Rep. Lilian Jiménez (D-4th) is an attorney who has focused her work on labor and immigration policy and advocacy. She is a former Chief of Staff for Jesús Chuy Garcia at the Cook County Board of Commissioners and previously served as the Director of the Fair Labors Standards Division of the Illinois Department of Labor. Most recently Jiménez served as the administrator for the Office of Welcoming Centers for Refugee and Immigrant Services at the Illinois Department of Human Services. 

Democratic Rep. Summer Lee, who at the time was a candidate for the state House, at a demonstration in Pittsburgh for Antwon Rose, who was killed by police, in 2018. Lee recently defeated her 2024 primary challenger.
Get 10 issues for $19.95

Subscribe to the print magazine.