¿Está Permitiendo Biden Que Los Republicanos Fijen Los Términos Del Debate Sobre Inmigración?

“Hemos cedido a la narrativa republicana de tal manera que estamos empezando a sonar como ellos.” Una discusión con Rep. Delia Ramírez, Heba Gowayed, Víctor Narro y Carlos Rojas Rodríguez

Natascha Elena Uhlmann

Una mano con forma de bandera americana agarra un alarme de espino
ILUSTRACIÓN POR ROB DOBI

Read this article in English.

Ya que se acercan las elecciones, la postura del Partido Republicano sobre la migración queda sobradamente clara. En junio de 2023, el Gobernador de Florida Ron DeSantis se paró en un podio de la campaña presidencial con un letrero que decía: Detengan la Invasión” y comparó los cruces fronterizos con asaltos a domicilio. En campaña electoral en diciembre de 2023, Donald Trump declaró que los inmigrantes estaban envenenando la sangre de nuestro país.” Hace apenas unas semanas, Gobernador de Texas Greg Abbott lamentó la incapacidad del estado para disparar a los solicitantes de asilo que cruzan la frontera porque la administración Biden nos acusaría de asesinato.” Estas declaraciones manifestan una normalización de retorica eliminacionista: mientras antes los conservadores insinuaban timidamente el nativismo, ahora fantasean abiertamente con el asesinato.

Si bien los democratas condenan la retórica del Partido Republicano, al mismo tiempo lo han perpetuado.

Menos evidente, sin embargo, es la posición de los demócratas. Si bien condenan la retórica del Partido Republicano, al mismo tiempo lo han perpetuado. En septiembre de 2023, el alcalde de Nueva York, Eric Adams, declaró que el influjo de solicitantes de asilo destruiría la ciudad de Nueva York.” En una entrevista en enero, el senador de Virginia Occidental Joe Manchin proclamó que la crisis en la frontera es la mayor crisis que enfrentamos en los Estados Unidos.” Si bien los líderes demócratas son más prudentes, en gran medida han cedido el terreno moral: Creo que los republicanos están viendo que los demócratas somos sinceros en cuanto a la seguridad fronteriza, consistentes con nuestros principios,” dijo el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, en las negociaciones fronterizas. Con amigos así, ¿quién necesita enemigos?

¿Y qué tal el líder del partido? El presidente Joe Biden ha dado un giro de 180 grados desde 2020, cuando prometió poner fin a la detención de inmigrantes en centros de detención privados con fines de lucro, y expresó que ninguna empresa debería beneficiarse del sufrimiento de personas desesperadas que huyen de la violencia.” Mientras tanto, a partir de julio de 2023, aproximadamente el 90% de los inmigrantes detenidos diariamente en centros de detención de ICE estaban en instalaciones privadas. Aunque Biden prometió en 2020 que no se construiría ni un pie más de muro” bajo su liderazgo, su administración ha seguido adelante con sus planes para ampliar la construcción del muro fronterizo, incluso obteniendo exención a las leyes de protección ambiental para la vida silvestre en peligro de extinción. La administración también señaló su voluntad de ampliar drásticamente la detención y deportación de inmigrantes a cambio de ayuda militar a Ucrania.

Queda claro que muchos demócratas de alto rango han decidido que la inmigración es un lastre para ellos. Y tal vez lo sea, pero no de la manera que ellos piensan.

Queda claro que muchos demócratas de alto rango han decidido que la inmigración es un lastre para ellos. Y tal vez lo sea, pero no de la manera que ellos piensan.

A medida que se acercan las elecciones, In These Times convocó un panel de activistas y pensadores para discutir los riesgos urgentes de la inacción en cuanto a la política de inmigración. La congresista Delia Ramirez, demócrata de Illinois, asumió el cargo en 2023 como la primera congresista latina en el Medio Oeste. Hija de inmigrantes y activista, Ramirez ha copatrocinado más de una docena de proyectos de ley sobre los derechos de los inmigrantes. La profesora asociada de Hunter College, Heba Gowayed, es autora de Refuge: How the State Shapes Human Potential [Refugio: Cómo el Estado Moldea el Potencial Humano], que examina las fallas institucionales que han mantenido a los refugiados sirios en Norteamérica en un estado de precariedad constante. Victor Narro es un experto reconocido a nivel nacional sobre la explotación laboral de trabajadores inmigrantes y ex codirector ejecutivo de Sweatshop Watch. Carlos Rojas Rodriguez es un veterano organizador de justicia para inmigrantes y ex miembro del personal de Bernie 2020.

Esta entrevista ha sido editada y condensada para dar mayor claridad.

¿Qué nos dice el acuerdo fronterizo propuesto sobre el estado actual de la política de inmigración?

CARLOS ROJAS RODRIGUEZ: Las políticas que el movimiento había dado por sentado están en juego de una manera que no habíamos visto antes: se discuten abiertamente como pieza de negociación para financiar guerras y genocidios. El compromiso tradicional era seguridad fronteriza en cambio por la legalización o un camino hacia la ciudadanía,” lo cual tampoco nos gustó mucho, pero había algo por lo que luchar. Ahora estamos viendo un compromiso completamente diferente sobre la seguridad fronteriza: una expansión del Título 42, HR-2 que eliminaría el derecho de asilo.

Está muy claro que la comunidad inmigrante ha sido abandonada. Ni siquiera somos un tema de consideración en cuanto a, “¿Que le damos a nuestra gente?”

HEBA GOWAYED: El hecho de que estamos agrupando estas cosas con un impacto directo sobre las comunidades negras y morenas globalmente y domésticamente — es un momento realmente revelador. Creo que la pregunta es, ¿quiénes imaginan los demócratas que son su base de votantes? Porque sé, personalmente, que para mí estas son cuestiones decisivas. No votaré por el genocidio; no votaré por un candidato que sistemáticamente está entusiasmado con decirle a la gente: No vengas aquí.” Estas son las cosas que le importan a mi comunidad.

Estoy aterrorizada, porque sé que el otro lado tiene tendencias fascistas. Pero estoy luchando por encontrar un candidato que merezca mi voto. Creo que existe una verdadera cuestión de si la base demócrata se mantendrá.

Creo que la pregunta es, ¿quiénes imaginan los demócratas que son su base de votantes?

VICTOR NARRO: La crisis fronteriza es una creación contextual del Partido Republicano. Lo que tenemos es un sistema de inmigración que no funciona: no estamos dedicando los recursos necesarios para servicios, la gente está esperando eternamente a que se resuelvan sus peticiones de su proceso de solicitud. Aproximadamente 6 millones de inmigrantes indocumentados fueron considerados trabajadores esenciales” durante el COVID-19, y brindaron servicios esenciales durante la pandemia. Y ni siquiera pudimos conseguirles permisos de trabajo. Arriesgaron sus vidas para salvarnos, y no pudimos hacer lo mínimo y darles autorización de trabajo, no pudimos hacer eso. Así que tenemos que seguir presionando para lograr avances.

CONGRESISTA DELIA RAMIREZ: Estas negociaciones sobre ayuda suplementaria han sido absolutamente graves. Los demócratas quieren ayuda para Ucrania, pero no puede ser a costa de la gente en nuestra frontera y de los inmigrantes. Le estamos diciendo a la administración, Está mordiendo el anzuelo del precedente más peligroso. ¿Qué más querrán negociar si se va a permitir que la política fronteriza se incluya en las conversaciones sobre presupuesto?”

Un solicitante de asilo de Venezuela abraza a un bebé después de poner un pie en suelo estadounidense en Eagle Pass, Texas, el 25 de septiembre de 2023.
Un solicitante de asilo de Venezuela abraza a un bebé después de poner un pie en suelo estadounidense en Eagle Pass, Texas, el 25 de septiembre de 2023. ANDREW CABALLERO-REYNOLDS/AFP A TRAVÉS DE GETTY IMAGES

A menudo parece que los demócratas permiten que los republicanos fijen los términos del debate y del discurso en torno a la migración. ¿Qué crees que eso significa para las elecciones de 2024?

DELIA RAMIREZ: Acabo de llegar de la reunión del Caucus Progresista del Congreso donde estábamos hablando exactamente de esto. La realidad es que, bajo una administración y un senado demócrata, estamos hablando de políticas draconianas incluso más allá de lo que implementó Trump.

Me siento en mucha disonancia. Soy miembro del Comité de Seguridad Nacional. A menudo me siento como una de las pocas voces, incluso del lado demócrata, que realmente presiona y dice: No tenemos que caer en la narrativa y los mensajes que están usando.” Porque no importa cuánto concedan los demócratas — que parece serlo todo, incluso la forma en que definimos el asilo — los republicanos necesitan retratar el caos. Y necesitan prolongarlo hasta Noviembre para poder ganar la Casa Blanca. De alguna manera, estamos mordiendo el anzuelo, permitiendo que nuestra propia gente se convierta en chivo expiatorio. 

Y después nos preguntamos, “¿Por qué los latinos siguen sin votar? ¿Por qué Trump lidera las encuestas entre los latinos?” Estamos permitiendo que alguien que dijo que iba a luchar por las comunidades inmigrantes haga la situación aún más precaria de lo que hizo Trump.

Hemos cedido a la narrativa republicana de tal manera que estamos empezando a sonar como ellos.

De alguna manera, hemos cedido a la narrativa republicana de tal manera que estamos empezando a sonar como ellos en lugar de decir: El tejido de esta nación depende de los inmigrantes.”

Aquí es cuando la representación importa. Caras vemos, corazones no sabemos. Tenemos gente que se parece a todos nosotros y que están del lado de los republicanos — no sólo los republicanos latinos, sino también gente del lado demócrata. Dicho eso, agradezco el liderazgo del Caucus Progresista, en particular la congresista Pramila Jayapal. Ella y otros han dicho que vamos a seguir luchando.

Estamos poniendo monitores en los tobillos de las personas que buscan asilo para ellos y sus hijos. Esto es repugnante e inaceptable. Tenemos que decir: Ni bajo nuestro nombre, ni bajo nuestra supervisión, no estamos dispuestos a negociar sobre la vida de los refugiados.”

CARLOS ROJAS RODRIGUEZ: Cada vez que los demócratas, desde Obama, han respondido a la presión del movimiento por los derechos de los inmigrantes aprobando cosas como DACA [Consideración de Acción Diferida para los Llegados en la Infancia], el movimiento pudo movilizar a los votantes en nuestras comunidades. Vimos márgenes de victoria de 40 puntos. Cada vez que los demócratas permitieron a los republicanos fijar los términos del debate, al movimiento se le hizo difícil hacer campaña electoral. Ese es mi temor de cara al 2024.

Sign up for our weekend newsletter
A weekly digest of our best coverage

¿Qué falta en la conversación?

HEBA GOWAYED: La conversación se ha alejado tanto de los seres humanos reales que cruzan la frontera, hacia la noción de que la crisis fronteriza es una crisis de personas que vienen aquí; que la crisis fronteriza es una crisis de seguridad, que es peligrosa, que la solución radica en detener, expulsar, y deportar a la gente. Lo que realmente debemos hacer es reconocer a estas personas como seres humanos que están tomando la decisión muy difícil de migrar.

Cuando perdemos de vista la humanidad de la gente, la conversación se centra en el gasto en aplicación de la ley en lugar de: OK, ¿estamos proporcionando vías legales? ¿Estamos satisfaciendo las necesidades de la gente?” Regularmente recibo llamadas diciendo: Estoy aquí. Me han dado la libertad condicional. Estoy con mi esposa y mis hijos. No se que hacer. ¿Cómo obtener un permiso de trabajo? No puedo encontrar ninguna ayuda. ¿Qué sigue?” Y no tengo una respuesta para esta gente. Nosotros, como país, no tenemos respuesta.

Un joven que fue repatriado desde Estados Unidos luego de su primer intento de cruzar la frontera, muestra sus artículos más valiosos, una billetera y una biblia, en la Casa del Migrante de Ciudad Juárez el 10 de agosto de 2018. HERIKA MARTINEZ/AFP via Getty Images


VICTOR NARRO
: Históricamente teníamos una política de inmigración basada en valores y principios como la unidad familiar. Llegué a este país en 1964. Fui beneficiario de la ley de 1965. Tenía 4 años de edad, y obtuve mi tarjeta de residencia en seis meses.

Nos hemos basado en una estrategia defectuosa, y muchas personas han sido deportadas a causa de eso. Han habido cinco millones de deportaciones en este país desde mediados de los años 1990, la mayoría después de 9/11 — tres millones bajo la administración Obama. Su estrategia fue: Tal vez si apaciguamos a los republicanos en cuanto a la aplicación de la ley, ellos acudirían a nosotros…” Creo que debemos volver a una política humana. Por ejemplo, los monitores de tobillo deberían eliminarse del sistema de justicia penal. Hay muchos estudios sobre cómo afectan a una persona. En su lugar, debemos considerar estas políticas como una forma de avanzar.

La tasa de natalidad está cayendo en este país. En el futuro, nuestra economía tendrá que depender mucho de los inmigrantes. En California, dependemos en gran medida de los inmigrantes en las principales industrias, y ahora somos la cuarta economía más grande del mundo. Creo que mucho de esto es atribuible a nuestra gran fuerza laboral inmigrante.

DELIA RAMIREZ: Victor, para agregar a lo que acaba de decir, estaba viendo unos informes de 2022 (que sabemos que están bastante desactualizados, considerando 2023), pero 30 millones de personas se verían afectadas si comenzáramos detenciones y deportaciones masivas. Treinta millones. En Nueva Jersey, eso sería alrededor de 14% de su población. Illinois perdería dos distritos electorales.

¿Necesitas ingresos fiscales? Dale permisos de trabajo a la gente. Legaliza a la gente. Dejen entrar a los inmigrantes.

Sigo diciendo, En lugar de todas las tonterías de política fronteriza con las que nos estamos involucrando o incluso considerando, ¿cómo sería si otorgáramos permisos de trabajos a la gente que llega ahora? Y a tanta gente que lleva 15, 20, 30 años en este país, como mi tío?” Eso crecería nuestro PIB, a lo largo de una década, por $1.7 billones. Tenemos al menos 9 millones de puestos de trabajo vacantes que podrían ocupar. ¡Piensalo! ¿Necesitas ingresos fiscales? Dale permisos de trabajo a la gente. Legaliza a la gente. Dejen entrar a los inmigrantes.

Uno pensaría que los gobernadores de ambos partidos estarían diciendo, Bueno, necesitamos el dinero.” Es una locura para mi que lo que estamos haciendo es todo lo contrario. Es casi como si quisiéramos vivir en este caos.

¿Cómo sería si los demócratas pensaran en los inmigrantes como una ventaja, como una solución? Si legarizaramos a la gente indocumentada hoy, entenderíamos la Seguridad Social al menos tres décadas. Los inmigrantes se asegurarían de que los beneficiarios del Seguro Social en Alabama tengan Seguro Social en 30 años.

HEBA GOWAYED: También reduciría nuestro exorbitante gasto en seguridad fronteriza, que está aumentando constantemente. Nuestro enfoque hacia la inmigración es fiscalmente irresponsable, y eso es algo que se pierde en este discurso del caos. De hecho, se supone que los republicanos deberían estar en contra, porque es un gasto absurdo.

Entonces, ¿cuales son las palancas de poder clave para cambiar este panorama? ¿Dónde deberían centrar los organizadores y activistas nuestro tiempo y recursos?

CARLOS ROJAS RODRIGUEZ: Hay más en juego en este momento, pero hemos estado en situaciones similares, en que el movimiento por los derechos de los inmigrantes estaba en desacuerdo con el Partido Demócrata.

Lo vimos bajo Obama, entre 20102012, cuando el Acta del Sueño no avanzó en el Congreso. Después, los jóvenes indocumentados lanzaron la campaña para responsabilizar a Obama durante un año de reelección, un año de reelección similar al que estamos viviendo hoy. Hubo una combinación efectiva: el movimiento enfrentó a la administración Obama, junto con valientes líderes demócratas dispuestos a levantarse y pedir públicamente al presidente que usara su poder ejecutivo. Esa combinación de tácticas fue efectiva. Pudimos lograr que el presidente al menos corrigiera la retórica y también aprobara políticas que nos permitieran ver un camino a seguir.

VICTOR NARRO: Solo para agregar, en 2023 pudimos obtener la acción diferida para trabajadores en apoyo de investigaciones de agencias laborales. Este proceso brinda una oportunidad para que los trabajadores indocumentados que sufren violaciones laborales soliciten acción diferida mientras presentan reclamos contra sus empleadores. Tuvimos que presionar mucho a la administración Biden y al Departamento de Seguridad Nacional para que cumplieran esa orden ejecutiva. Pero ahora la tenemos. Los trabajadores indocumentados que han sufrido robo de salarios y violaciones en el lugar de trabajo ahora pueden solicitar acción diferida y ser elegibles para permisos de trabajo. Y seguiremos luchando por más.

El zapato de un niño cuelga atrapado en alambre de púas en lo alto de la orilla del Río Grande el 9 de enero de 2024 en Eagle Pass, Texas. John Moore/Getty Images


DELIA RAMIREZ
: Ahora estoy luchando desde adentro”, pero he sido activista por muchos años, y creo que no hay nada más importante que el activismo colectivo. No veo a nuestras organizaciones con frecuencia aquí en el Capitolio. Mis colegas no escuchan del colectivo en la forma que necesitan. Necesitamos tomar espacio y alzar la voz todos los días. Los demócratas tienen que ver a sus electores cara a cara, diciendo: Recordaremos dónde estaba usted en este momento,” sobre lo que está ocurriendo en Gaza, sobre lo que sucede ahora con los refugiados que intentan ingresar a este país, y sobre el sistema de asilo que estamos a punto de destruir.

HEBA GOWAYED: Este punto, congresista Ramirez, es especialmente importante porque no son temas separados. Gaza ha sido un laboratorio al aire libre para la tecnología fronteriza utilizada en los Estados Unidos. Ahí se prueba la tecnología de vigilancia. Ahí están diseñadas las torres de vigilancia. Nuestras políticas de interior y exterior siempre han estado entrelazadas.

Y necesitamos tener el mismo tipo de conversación sobre cómo la política exterior de los Estados Unidos produce situaciones en que la gente tiene que buscar refugio. Es una historia de colonialismo. Es una historia de extracción. Es una historia de degradación ambiental. Uno podría tomar en cuenta la crisis de refugiados sirios, por ejemplo, como resultado de la guerra de Irak: ISIS se formó en una prisión estadounidense. Ejercemos violencia, hacemos intervenciones militares en tierra ajena, y luego cerramos las fronteras a la gente que busca refugio de esa violencia. Es un doble trauma.

La representante Delia Ramirez (D-IL) habla en una conferencia de prensa en apoyo de la Declaración de Derechos de los Trabajadores de Restaurantes en Washington, D.C., el 19 de septiembre de 2023.
La representante Delia Ramirez (D-IL) habla en una conferencia de prensa en apoyo de la Declaración de Derechos de los Trabajadores de Restaurantes en Washington, D.C., el 19 de septiembre de 2023. ANNA MONEYMAKER A TRAVÉS DE GETTY IMAGES

¿Cómo está dando forma el legado de las intervenciones estadounidenses a los patrones migratorios actuales?

DELIA RAMIREZ: Nos encanta comentar sobre las causas fundamentales de la migración”, pero no queremos confrontar la responsabilidad que tiene este país, que impulsó a la migración. El Triángulo Norte en América Latina (Honduras, Guatemala y El Salvador) es un ejemplo perfecto: aún estamos viendo los impactos del golpe de estado respaldado por Estados Unidos que ocurrió en Guatemala en 1954. Es una situación incómoda para nosotros, porque muchas veces los demócratas han tenido un papel; no sólo los republicanos.

Pero a lo que dijo Heba: hasta que realmente comprendamos el papel que Estados Unidos está desempeñando al permitir y apoyar la matanza de niños en Gaza (y la matanza de familias en América Latina), seguiremos viendo gente cruzando a estos niveles. La diferencia es que morirán más con las deportaciones masivas que algunos demócratas estaban dispuestos a cambiar por un billete suplementario para enviar dinero a Ucrania e Israel.

VICTOR NARRO: Solo para agregar a eso: el marco de aplicación de la seguridad fronteriza” comenzó bajo la administración Clinton. El Operativo Guardián fue una medida implementada durante su presidencia para aumentar la vigilancia fronteriza. Fue uno de sus muchos proyectos de ley que realmente tuvo un impacto negativo en las vidas de los inmigrantes en este país. Históricamente, en este país tuvimos lo que se conoce como migración circular; solía haber flujos y reflujos. Por ejemplo, los trabajadores agrícolas vendrían aquí estacionalmente para trabajar, y luego regresaban. Pero después de 9/11, nos convertimos, en esencia, en un país de vigilancia.

No podemos seguir teniendo la misma conversación sobre la seguridad fronteriza, cuando en realidad debemos tener una conversación sobre lo que le debemos a la gente.

CARLOS ROJAS RODRIGUEZ: Podemos empezar admitiendo que se ha hecho daño. Todavía hay documentos clasificados sobre el rol de Estados Unidos en el golpe de estado chileno. Podríamos empezar con desclasificarlos, y admitir las intervenciones militares y económicas que ocurrieron en Centroamérica, Nicaragua, etc.

HEBA GOWAYED: Tenemos que replantear el debate. No podemos seguir teniendo la misma conversación sobre la seguridad fronteriza, cuando en realidad debemos tener una conversación sobre lo que le debemos a la gente, para reconocer esta historia completa, para entender por qué alguien elegiría dejar su hogar, pagar a los coyotes y elegir cruzar en estos viajes muy arduos, elegir exponerse ellos mismos y a sus hijos a la violencia, saber que existe un riesgo de muerte, cuando saben que van a ser tratados como una mierda cuando lleguen aquí. Esa no es una decisión que se toma a la ligera. Estas personas no son idiotas. Es una decisión muy, muy difícil de tomar. Sin embargo, es una decisión que toma mucha gente. Y debemos preguntarnos por qué, y cómo somos cómplices de las condiciones que los obligaron a irse.

Si tomáramos en serio lo que Estados Unidos le debe a la gente, ¿cómo sería una plataforma de inmigración progresista y visionaria?

CARLOS ROJAS RODRIGUEZ: En el Immigrant Justice Network [Red de Justicia para Inmigrantes], que apoyo como consultor estratega, en realidad hemos decidido ignorar la realidad política del momento, porque cualquier cosa que intentemos aprobar en el Congreso es venenosa y peligrosa para nuestra gente, y en su lugar realmente pensar en lo que es audaz, imaginativo, lo que realmente genera dignidad y respeto para nuestra gente. Elegimos centrarnos en el proyecto de ley Un Nuevo Camino Por Delante.

La congresista Ramirez es una de solo 31 demócratas afiliadas con el proyecto de ley, que refleja cuánto trabajo queda por hacer. Hemos impulsado esto como un proyecto que podría ser referenciado en el Congreso para tener algún contrapeso a lo que está sucediendo en el país en cuanto a la política de inmigración. Este no es un proyecto de ley perfecto, porque teníamos que presentarlo. Algunos de los elementos son cosas que Biden prometió, cómo poner fin a la detención con fines de lucro en todo el país, poner fin a los programas 287(g) en todo el país, poner fin a la colaboración entre la policía y ICE en todo el país.

Una niña golpea una piñata que se asemeja al muro fronterizo durante la Posada Sin Fronteras el 10 de diciembre de 2022. GUILLERMO ARIAS/AFP via Getty Images

También incluye otras políticas que simplemente necesitamos. Por ejemplo, como dijo Victor, 5 millones de personas han sido deportadas en los últimos 5 años aproximadamente; 3 millones bajo la administración Obama y casi 300,000 bajo Biden. Tenemos que darle a la gente el derecho a reunirse con sus familias y seres queridos en este país. Esto también está en el proyecto de ley. Tenemos que darles a los jueces discreción para decidir sobre casos; eso también está en el proyecto de ley.

Y no podemos tener una política de inmigración que persiga a la gente 20, 30, 10 años después; que los juzga por algo que hicieron hace décadas, para decidir si deberían ser deportados. Pero en el futuro, debemos ir mucho más allá de un camino hacia la ciudadanía, y deberemos dejar de aceptar que el acuerdo será ciudadanía a cambio de una mayor aplicación de la ley y criminalización.

Una política ideal debe elevar tres pilares: hacer retroceder la criminalización, erradicar la aplicación de la ley, y desfinanciar a ICE. Y, por supuesto, también necesitamos legalizar a la gente. Siento que la legalización debe proceder de forma automática, porque cada año tenemos a gente que viene a este país, y este país los necesita.

VICTOR NARRO: Estoy de acuerdo con Carlos. Hemos tenido estos momentos en que avanzamos legislación similar, y, hasta cuando no tenemos éxito, nos permite unirnos bajo una plataforma común y volvernos más interseccionales en todos los temas para que nadie quede excluido. Nos convertimos en un movimiento más inclusivo.

¿Pensamientos finales?

HEBA GOWAYED: Me encantó escuchar a Carlos decir que tenemos que imaginar el futuro que queremos, porque no podemos pensar, imaginar o soñar dentro del contexto del status quo, lo cual es devastador.

Y siendo una persona arabe, como alguien que observa a personas en el desierto que se parecen a mí, que están siendo asesinadas en masa y que eso está siendo financiado por este régimen, solo agregaría que, hacia una futura política progresista, tenemos que reconocer la humanidad de las personas tanto en este país como en el extranjero.

Un asilado es un ser humano; una persona que busca asilo. Alguien que está siendo asesinado es un ser humano con una familia, una madre, un padre, una hija, un hermano; un periodista, un artista. Estas descripciones también aplican a los inmigrantes que vienen aquí. Son seres humanos como nosotros, con potencial como nosotros, con emociones como nosotros. Y tenemos que centrar eso en cualquier plataforma que avancemos.

CARLOS ROJAS RODRIGUEZ: Creo que otro problema para el movimiento es que no hemos decidido cómo responder a la cuestión de los futuros flujos de inmigración. Lo que se dice es que podemos resolver el problema con un camino hacia la ciudadanía para los que ya están aquí, sabiendo bien que en 5, 10, 20 años, habrá otros 10 millones de personas que legalizar. Así que siento que la única manera de inyectar estas conversaciones sobre el imperialismo en el debate es ser abiertamente explícito en que siempre será necesario legalizar a la gente, siempre y cuando Estados Unidos siga comportándose como lo hace, militarmente y económicamente.

DELIA RAMIREZ: Estoy de acuerdo con mucho de lo que Heba, Victor y Carlos han dicho. Sigo escuchando a la gente decir: No estoy en contra de los inmigrantes, solo quiero que sigan el camino legal.” No hay un camino legal. Esa es la realidad.

Nadie quiere venir de forma ilegal. No quieren pagarle $15,000 a un coyote para que arriesgue sus vidas, y luego ser deportados porque los atrapan en la frontera y tienen que hacerlo de nuevo, aun debiendo esos $15,000.

Nadie quiere venir de forma ilegal. No quieren pagarle $15,000 a un coyote para que arriesgue sus vidas, y luego ser deportados porque los atrapan en la frontera y tienen que hacerlo de nuevo, aun debiendo esos $15,000.

Esta idea de que tenemos fronteras abiertas: si las tuviéramos, la gente no estaría muriendo en el Río Grande. No tenemos vías legales. Y para colmo, no hemos hecho nada en cuanto a la política de inmigraíon en más de 30 años. Esta no es una cuestión republicana. Eso es cuestión de todos.

Los demócratas y republicanos le han fallado a nuestras comunidades por más de 30 años. ¿Sabes que la razón por la que mi madre y mi padre son ciudadanos estadounidenses es por la [ley de reforma migratoria] de 1986? Yo tenía 3 años.

Estamos operando como si los republicanos controlaran todo. Los republicanos apenas tienen la mayoría. En este momento, creo que son mayoría por seis. Lo que le he dicho repetidamente a la administración es que, si yo fuera presidente, estaría usando toda la autoridad de acción ejecutiva que tengo. Y podrían demandarme, llevarme a la Corte Suprema. Pero debemos tener valentía política en este momento para hacer lo correcto.

Aproximadamente 6 millones de inmigrantes indocumentados fueron considerados “trabajadores esenciales” durante el COVID-19, y brindaron servicios esenciales durante la pandemia. Y ni siquiera pudimos conseguirles permisos de trabajo.

VICTOR NARRO: Tenemos que presionar a la administración Biden. Puede elegir la valentía política como el camino a seguir. ¿Y que si lo demandan? Creo que mostrarnos esa valentía marcaría la diferencia con las comunidades de inmigrantes en noviembre.

DELIA RAMIREZ: Podría ser el presidente que hace lo que otros presidentes demócratas no han hecho en los últimos treinta y tantos años. Podría estar ampliando los permisos de trabajo, podría estar legalizando a los Dreamers, podría priorizar y mandar dinero a las ciudades santuario, no solo centavos. Podríamos decir: Chicago, eres una ciudad modelo, celebraremos nuestra convención ahí, y me aseguraré de que la ciudad santuario’ se convierta en una ley del país. Puedo continuar con 1000 cosas que podríamos estar haciendo. Cuando el 2% de los recién llegados son los únicos que tienen representación legal sin costo, es una vergüenza. Estamos cediendo ante el miedo. Nadie gana.

Aunque sea demócrata, soy hija de inmigrantes y esposa de un Dreamer antes de ser congresista. Y se bien que fueron los inmigrantes y los hijos de inmigrantes que me enviaron a este lugar. Nosotros, como progresistas en esta cámara, tenemos que hacer todo lo que esté a nuestro alcance para no retroceder, sino avanzar. Y dependemos de ustedes para empujarnos y hacer que más de nosotros estemos del lado correcto.

Esa es la única manera en que podremos avanzar.

Divulgación: Las opiniones expresadas son las del autor. Como organización sin fines de lucro 501©3, In These Times no apoya ni se opone a ningún candidato a un cargo público.

Help In These Times Celebrate & Have Your Gift Matched!

In These Times is proud to share that we were recently awarded the 16th Annual Izzy Award from the Park Center for Independent Media at Ithaca College. The Izzy Award goes to an independent outlet, journalist or producer for contributions to culture, politics or journalism created outside traditional corporate structures.

Fellow 2024 Izzy awardees include Trina Reynolds-Tyler and Sarah Conway for their joint investigative series “Missing In Chicago," and journalists Mohammed El-Kurd and Lynzy Billing. The Izzy judges also gave special recognition to Democracy Now! for coverage that documented the destruction wreaked in Gaza and raised Palestinian voices to public awareness.

In These Times is proud to stand alongside our fellow awardees in accepting the 2024 Izzy Award. To help us continue producing award-winning journalism a generous donor has pledged to match any donation, dollar-for-dollar, up to $20,000.

Will you help In These Times celebrate and have your gift matched today? Make a tax-deductible contribution to support independent media.

Natascha Elena Uhlmann is the Audience Engagement Editor at In These Times. A writer and organizer, her work has appeared in The Guardian, Truthout, Rewire News, and Teen Vogue. She is also the author of Abolish ICE.

The War on Protest Cover
Get 10 issues for $19.95

Subscribe to the print magazine.